10 Recomendaciones sobre Vitaminas

Teniendo en cuenta todo lo comentado hasta el momento, podemos establecer una serie de recomendaciones sobre el consumo de las vitaminas para obtener el máximo beneficio de estos nutrientes.

1. La recomendación más importante de todas es consumir al menos cinco raciones diarias de frutas y verduras frescas, ya que son las mayores fuentes de obtención de vitaminas de manera natural, sin necesidad de suplementos. Además hay que intentar seguir una dieta lo más rica y variada posible.

 

2. No tomar suplementos vitamínicos sin necesidad y sin haber consultado previamente con un nutricionista o con nuestro médico. De este modo evitaremos problemas de salud relacionados con el exceso de vitaminas en nuestro organismo.

3. A la hora de cocer los alimentos, aquellos que contienen proteínas hidrosolubles perderán gran cantidad de ellas en el agua de cocción, por lo que conviene cocerlos el tiempo justo y necesario, intentando añadir los alimentos al agua en el momento en que ésta ya se encuentre hirviendo. Lo mismo pasa con los alimentos que contienen vitaminas liposolubles y los freímos.


Un truco para aprovechar estas vitaminas es emplear el agua de cocción como caldo para otros preparados culinarios, ya que las vitaminas no desaparecen, sino que se trasladan del alimento del que proceden al agua.

 

4. Intentar consumir alimentos lo más frescos posibles nos ayudará a obtener una mayor cantidad de vitaminas de éstos, ya que comienzan a perderse desde el momento de recolección. 

 

5. Como ya hemos visto, la luz también es un factor que puede disminuir la cantidad de vitaminas que contiene un alimento, por lo que es preferible escoger siempre aquellos que vienen en envases opacos, tales como los zumos en tetra-brik  en lugar de los envases de cristal.

6. Una de las partes que más vitaminas contiene en frutas y verduras es la piel, por lo que es preferible conservarla y consumirla en la medida de lo posible.

7. Hay que intentar preparar los alimentos en el momento en el que los vayamos a consumir, ya que pierden muchas vitaminas en contacto con el aire y su cantidad disminuirá significativamente si los dejamos preparados con demasiada antelación.

8. Los hábitos de vida saludables, tales como abandonar el consumo de tabaco y moderar la ingesta de alcohol y otras sustancias como el té o el café, no solo tienen una repercusión favorable sobre nuestra salud de manera general, sino que en el caso de las vitaminas, ayudan a que nuestro cuerpo las absorba mejor.

9. Los deportistas pueden requerir de un mayor aporte de vitaminas por el aumento de su metabolismo de igual manera que aquellos que siguen una dieta vegetariana estricta, por lo que recomendamos encarecidamente que consulten con su médico o nutricionista para valorar una dieta que contenga el aporte diario necesario no solo de vitaminas, sino de todos los nutrientes que necesitan.

10. Del mismo modo, al existir medicamentos que pueden interferir con las vitaminas, resulta conveniente consultar con su médico la posibilidad de añadir un suplemento de éstos micronutrientes cuando tiene lugar un tratamiento prolongado

comments powered by Disqus